Dr. Jordan B Peterson 

Dr. Jordan Bernt Peterson es una personalidad de los medios de comunicación mundial y canadienses, psicólogo clínico, autor y profesor emérito de la Universidad de Toronto. Tyler Cowen afirma que Jordan Peterson es el intelectual público más influyente del mundo occidental en estos momentos, y tiene razón. Peterson, psicólogo de la Universidad de Toronto, ha encontrado su verdadero hogar en YouTube, donde sus vídeos han atraído algo así como 40 millones de visitas. Comenzó a recibir una amplia atención como intelectual público a finales de la década de 2010 por sus puntos de vista sobre cuestiones culturales y políticas, a menudo descritos como conservadores. Dr. Peterson se ha descrito a sí mismo como un liberal británico clásico y un tradicionalista y en la opimion de muchos, es tal vez uno de los mayores intelectuales de este siglo 21.

Este es el contenido del video publicado mas abajo.

Este invierno decenas de millones de ciudadanos británicos incluyendo a los niños se les arrojara o desechara a la pobreza energética, lo suficientemente severa, con riesgo de causar daño permanente a su salud.

Casas frías y húmedas, proporcionan el perfecto caldo de cultivo para el moho, que no solo causa dificultad respiratoria, pero hace que las casas sean esencialmente inhabitables una vez establecido.

Un periódico de tendencia izquierdista, publicó la historia esbozando el peligro, pero sin decir una palabra acerca de por qué ha surgido esta crisis. Porque los moralizadores ‘woke’ liberales (socialistas) del movimiento ecologista, ayudaron a crearla.

Los narcisistas de la compasión, insensibles, auto engrandecidos, incompetentes políticos y los afortunados famosos maquiavélicos periodistas, han insistido cada vez más en voz alta, en las últimas cinco décadas, que ningún costo fue y es demasiado grande para que otros lo soporten, en la búsqueda del servicio ciego al planeta.

Es irresistiblemente tentador, en el momento, para que los que están en ese ‘carro’, señalar y demonizar a Vladimir Putin para los problemas energéticos que aquejan a Europa, pero sus actuales maquinaciones fueron totalmente habilitadas por los ideólogos ‘verdes’. Cualquiera puede ver que hace una década hizo que la situación actual fuera  inevitable.

¿Recuerda cuando el presidente Donald Trump, amenaza populista ‘Número Uno’, les predijo esto?, pero se burlaron de él y fue altamente ridiculizado por elite intelectual y política en Europa y Estados Unidos, por pregonar precisamente ese peligro?

Discurso de Trump en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) de 2018 en que advirtió sobre la dependencia del petróleo ruso; La delegación alemana pareció reírse de el. («El que rie ultimo, rie mejor»)

Hummm…bueno… ‘quien siembra vientos cosecha tempestades’.

Pero muy poco se ha aprendido todavía, como consecuencia, utopistas de la virtud, comprometidos con la globalización, afirman que estamos destruyendo el planeta con energía barata, pero, ¿están estos verdadera y profundamente comprometidos con la sostenibilidad ambiental, la que tan ruidosa e insistentemente demandan? o ¿ellos simplemente se empeñan en la prototípica manera marxista de vengarse del capitalismo? Parece ser esto último,

¿Por qué si no, los sabios del movimiento ecologista se oponen a la energía nuclear, a pesar de su óptima huella de carbono? ¿Por qué demonizarían al excepcionalmente limpio gas natural?, cuya producción, posibilitada por el fracking, ha permitido a los EE.UU.  reducir drásticamente la producción de carbono, que es tan, hipotéticamente, indeseable.

Las facturas de servicios públicos se han disparado en el Reino Unido, el hogar de la Revolución Industrial, que sacó al mundo de la pobreza.

Ahora, hasta la mitad de las pequeñas empresas en Gran Bretaña se enfrenta al riesgo de bancarrota y clausura. El Gobierno ha tenido que anunciar un ruinoso, caro y garantizado precio de la energía, para mitigar los peores efectos de este desastre, por la prisa por las energías renovables.

La mentalidad entre los eco-extremistas es como sigue: “si tenemos que condenar a los pobres, para destruir el sistema que hizo a los ricos … que así sea, simplemente ‘no puedes hacer una tortilla sin romper algunos huevos”.

Aquí hay algunos datos para recordar, mientras tan loca e ineficazmente nos apresuramos a energías renovables. La Agencia Internacional de la Energía, recientemente indicó que dos décadas de intenso apoyo a tales empresas, ha aumentado la proporción de energía suministrada por tales medios, del 13% al 14%, a un total y decepcionante ¡15.7%!!!!

Si todos los gobiernos cumplen con sus políticas climáticas actuales, el mundo no obtendrá más del ¡28%! de su energía de esa manera para ¡2050!, y ¡100 por ciento para  2207!.

¡¡No 2030 o 2035, sino 200 años después!!

¿Alguien de la izquierda liberal socialista acepta tales proyecciones? ¿o son una mera fabricación  de la imaginación conspirativa, conservadora de derecha?

¿Qué tal la Administración Biden? Los expertos de Biden, sin duda motivados para ser lo más optimista posible, ¡¡¡proyectan que un solo el 27 por ciento de la energía producida para 2050!!  estará libre de dióxido de carbono, y que la erradicación total de CO2 posiblemente no ocurra  hasta el año 2242.

¡¡ 2242 !!

Una estimación aún más sombría, si consideras tales realidades como sombrías, es presentada por la Agencia Internacional de Energía, pero, la tiranía y emergencia justifica la crisis de pánico. Y no solo está sucediendo en el Reino Unido, en España, los funcionarios dictan ahora que las propiedades comerciales no deben calentarse por encima de 170 grados centígrados o frio, bajo 270 grados centígrados, bajo pena de ley.

En Suiza, castigos similares están siendo considerados como parte de un propuesto plan de cuatro pasos, para lidiar con la escasez de gas que, cito: “escasez que no se puede descartar este invierno, dada la situación geopolítica”.

Los ciudadanos de Alemania, también están ahora en la fase dos de un plan de emergencia de tres etapas tras una reducción de los flujos de gas de Rusia, su principal proveedor. El plan consiste en llevar plantas  de carbón al mercado, según el Ministro alemán Robert  Habeck, pesar de ser ‘simplemente envenenados por el clima’, y el potencial racionamiento de gas para Empresas industriales, para que los suministros a los hogares, escuelas, etc. no se interrumpan.


Planta de carbón en Grevenbroich, Alemania.


El plan ampliado implica reducir la iluminación navideña, que constituye parte de la celebración, en medio de la oscuridad invernal en muchos lugares donde generalmente brillan. Nada de lo hermoso o agradable es aceptable en lo más mínimo para los gruñones y «El Grinch» era de hecho ‘VERDE’, cuando enfrentados a la crisis que ellos crearon, recuerden, ‘cuando la aristocracia se resfría, los jornaleros mueren de neumonía’

Si tales medidas extremas se han convertido en necesario en los países más ricos, en el nombre de Dios, ¿qué va a suceder en los países más pobres?

Cuando la escasez golpea, los pobres inevitable y necesariamente van a recurrir a menos recursos verdes.

Muchos incluso en Alemania, ya han almacenado leña y carbón para el invierno, lo que provoca una gran escasez. ¿Cómo es incentivar a las personas a cortar y quemar árboles y usar carbón en sus sus chimeneas, ayudara a reducir la temida carga de carbono atmosférico?

Los pobres reales, frente a los hipotéticos pobres.

Tal vez podamos consolarnos aquí en el Occidente, con el pensamiento de que los alimentos que consideramos garantizado seguirán estando disponible en nuestras mesas.

Pero … espera…los cultivos que nutren a nuestras poblaciones no se puede cultivar sin fertilizante, odiado por la ‘(A)Gente Verde’ y más específicamente sin amoníaco, y por favor, dígame, ¿de qué se deriva el amoníaco?

¿podría ser …

… gas natural….

y ¿cuántas personas dependen de su pan de cada día, en el generación industrial y consecuente amplia disponibilidad de amoníaco?…

bueno … sólo tres o cuatro mil millones

¿Qué sucede con las plantas de producción, responsables de fabricar amoníaco?, si los suministros de gas natural son detenidos, incluso momentáneamente. Se destruyen a sí mismos, no han sido diseñado para un evento tan improbable, y no se puede reiniciar.


Planta de Amoniaco y Urea, en la localidad de Bulo Bulo, Cochabamba, Bolivia


El propio Banco Mundial indicó que 222 millones de personas, ya están experimentando la amenaza de hambruna, descrito muy amablemente: alimento e inseguridad.

Los comunistas asesinaron a cien millones de personas, en el siglo pasado, con sus altos delirios utópicos. Apenas hemos comenzado a implementar la pesadilla de ‘Salva el Planeta’ y ya tenemos en riesgo el doble de ese número.

Se nos dice que una emergencia nos confronta a «La crisis climática», la solución: ‘las masas tendrán que apretar sus cinturones’ para prevenir una, aún peor, futura catástrofe.

Los académicos de élite, grupo de expertos, consultores corporativos y los políticos que subsidian sus pretensiones intelectuales, no se verán particularmente afectados por tal apriete privilegiados como son, … pero los pobres reales, para tal élite, deben ser sacrificados !AHORA!, para salvar a los hipotéticos pobres del mañana, y 222 millones de personas, es sin duda una subestimación.

A medida que la inseguridad alimentaria se agrava, más países impondrán restricciones sobre las exportaciones de alimentos, que perjudicará la línea de oferta internacional de las que todos dependemos, entonces, cuando las consecuencias de eso se manifiestan cada vez más, políticos cada vez más desesperados, comenzarán a Nacionalizar y centralizar la distribución de alimentos, como los franceses y alemanes ya lo han hecho en el campo de la energía, y cortaron a sus granjeros por las rodillas quienes, a su vez, dejarán de cultivar alimentos, no por despecho sino por la grave e imposible situación económica.

Entonces habremos engendrado el tipo de ciclo de retroalimentación que realmente puede espiral fuera de control.

Serán los pobres los que mueran primero, a lo menos.

Pero como todos hemos sido enseñados por los malévolos ECO-MORALIZADORES, ‘el planeta tiene demasiadas personas en él, de todos modos»

Piensa en esto, mientras tiemblas antes de tiempo, en tu frío, húmedo y cada vez más cara y ahora deficiente vivienda, usted y su familia bien pueden haber sido considerado un prescindible exceso.

Algo para reflexionar.

Esto simplemente no es aceptable. Si te atreves a reclamarles la Desviada Moral, mientras sirves la causa de HAMRUNA. entonces por mis cálculos, te has colocado firmemente en el campamento enemigo y te mereces con creces lo, que sea que se te presente.

En el ámbito psicológico y educativo, también desmoralizamos a los jóvenes alimentándolos con una dieta constante de lazos concretos de Apocalipsis, enfocados particularmente en templado o incluso inconsciente, olvidando la loable ambición de niños, intimidándolos para que crean que sus virtudes no son nada, sino la fuerza que oprime a los inocentes y despoja al planeta virginal.

Y si eso no funciona (¡y funciona, créamelo!), siempre está la castración, esperando la disfórica de género. Y si usted se opone a tales iniciativas, enfrenta sustancial riesgo personal.

Pero, podemos tranquilizarnos con el hecho de que un gobierno benéfico va a establecer lugares cálidos, en bibliotecas públicas y museos este invierno, así que los ancianos hambrientos y congelados puedan acurrucarse juntos para mantenerse calientes… mientras sus nietos tosen sus pulmones en sus fríos, húmedos y mohosos cuartos.

En tales circunstancias, frente a tales privaciones obligatorias y manipulaciones, es obvio que la última cosa, nuestros tiránicos idiotas, en pánico, señaladores de virtud del gobierno, deberían hacer, es dirigir su atención demente hacia la regulación de lo que la gente sirve en sus mesas.

Porque la carne también ha sido considerada, como algo más que está destruyendo el planeta

Los ‘wokes’, narcisistas de la compasión, ya insisten en que la gente coma menos carne.

¡Plantas y bichos para ti y tus Niños… peones!

Y cuanto antes te acostumbres a ello, cuanto mejor.

Volvamos nuestra atención a la afirmación que la cría de animales y la carne que produce lo suficientemente barata, suficiente para que todos compren, es insostenible. Por un momento, porque aún no hemos ofrecido la suficiente moralización y estupidez autoritaria.

Recuerda lo que sucedió la última vez que las agencias gubernamentales aplicaron su tierna misericordia para determinar lo que las personas, que ellos sirven, deben consumir. Se nos ofreció la pirámide de la tan cacareada comida, diciéndonos que comamos 6 a 11 porciones de granos y carbohidratos al día, con proteínas y grasas en la cúspide, algo con lo que darse el gusto, con relativa rareza, solo si es que es necesario.

Todo eso resultó ser incorrecto y no solo un poco erróneo, pero tan equivocado, que bien podría no haber estado muy equivocadoooo, sino una verdadera anti-verdad, algo lo más equivocado a que se podría llegar.

¡La pirámide alimenticia fue creada por el no menos importante departamento de Agricultura de U.S., esto es por ‘vendedores’, no científicos o nutricionistas, sin que fáltense los esfuerzos de los grupos de presión de aquellos cuyos productos terminaron siendo… PROMOVIDOS!

La recomendación dietética de priorizar carbohidratos produjo una verdadera epidemia de obesidad y diabetes que resulto en lo que ha sido considerado por investigadores confiables, como uno de los peores desastres de salud pública de toda la historia, provocando que casi toda la población occidental, enfrenta de por vida, a unos catastróficos problemas de enfermedades crónicas.

42% de los estadounidenses son obesos, otro porcentaje casi igualmente grande tienen sobrepeso, al menos un tercio están en las etapas tempranas o posteriores de la diabetes, que es una excepcional y seria enfermedad.

1,7 trillones de dólares (U$1.700.000.000.000) se gastan anualmente en enfermedades crónicas en los EE.UU. y el aumento de tales enfermedades y costos está directamente asociado con el comienzo de las directrices dietéticas, de arriba hacia abajo, olvidadas por Dios, que nos pusieron a todos en un camino dietético pesado de carbohidratos.

Además, ha habido docenas de estudios que desmienten la afirmación de que la carne roja causa enfermedades. El estudio más puro, “P-U-R-E”, publicado en la revista Landsat en 2017, analizando 140.000 personas de 18 países reveló que cito: “una mayor ingesta de carbohidratos, no carne y grasa, note, se asoció con un mayor riesgo de mortalidad total” y que, cito: “una mayor ingesta de grasas saturadas se asoció con menor riesgo de accidente cerebrovascular (Strokes)”.

…menor riesgo…

Eso es exactamente lo contrario de lo que nos han dicho por los agentes centralizadores benéficos que se encargaron de determinar lo que nosotros, como individuos soberanos y responsables, debemos poner en nuestras bocas.

Por lo que los beneficios para la salud, de una dieta puramente vegetariana y vegana, a lo mínimo, es dudosa.

Pero, ¿qué pasa con el argumento de que la ganadería está matando al planeta?

bueno… la Agencia de Protección del Medio Ambiente Americano estima que:

  • toda la agricultura produce sólo el 11 por ciento de gases de efecto invernadero en los EE.UU.
  • el transporte produce el 27 %,
  • La ganadería representa el 3%,
  • y la agricultura vegetal basada en plantas, el 5%.

Según la Academia Nacional de Ciencias, si erradicamos todos la agricultura basada en animales, reduciríamos los gases de efecto invernadero, en apenas un 2,6%!. Y no es un asunto simple, por cierto, y tal vez imposible de manejar una dieta que sea sostenible, en el mediano a largo plazo, simplemente cena de plantas, medita en eso. ???

El camino a seguir.

¿Qué podríamos hacer en su lugar si elegimos ser genuinamente sabio en lugar de infligir necesidad y privación sobre los pobres del mundo, mientras fallamos total y desastrosamente en salvar el planeta? Podríamos empezar asumiendo aquí en el Occidente, que todos los asustados, en parálisis y atraído a la tiranía por su aprehensión del pendiente apocalipsis, “han mascado más de lo que pueden tragar”.

Se han enfrentado a un dragón mucho más fogoso y funesto, de lo que son heroicos, han fracasado por completo a la hora de enfrentarse al riesgo moral que supone asumir, que la emergencia de moda y el sobrecalentamiento de sus imaginaciones, les da derecho al uso de poder y compulsión.

Si tu aprehensión de la catástrofe que se avecina, sea cual sea su forma, te ha convertido en un autoritario aterrorizado, dispuesto a asustar y obligar, para salirte con la tuya, sencillamente no eres el líder adecuado para estos tiempos, como las manifestaciones inconscientes de tu propio sistema nervioso, te dicen que eres demasiado pequeño para el trabajo que tienes entre manos, están indicando claramente, incluso a ti.

Podríamos empezar por abandonar nuestra espantosa actitud de superioridad moral hacia el mundo en desarrollo, y admitir, en cambio, que el resto de los habitantes del planeta  tienen el derecho y la responsabilidad de avanzar hacia la abundante vida material que disfrutamos a pesar de nosotros mismos durante el último siglo y que ha sido enteramente dependiente en la actividad industrial y uso de combustibles fósiles.

Podríamos trabajar diligentemente y con determinación para bajar los precios de la energía y los alimentos al nivel más bajo posible, para que podamos aliviar la carga sobre los pobres y abrir los horizontes de posibilidades para que se preocupen, como  es inevitable y apropiado, con sostenibilidad a largo plazo, en lugar de actuar de forma desesperada y destructivamente en persecución de su próxima comida.

Podríamos concentrarnos en un plan inteligente de administración, en lugar de un ecologismo antihumano, en la línea de los planes esbozados por expertos multifacéticos y diligentes tales como  el Dr. Bjorn Lomberg, que señaló hace años  que tenemos una multitud de crisis a las que nos enfrentamos y no sólo el peligro hipotéticamente apocalíptico del carbono y que podríamos gastar el dinero que estamos desperdiciando matando a la gente pobre, de una manera mucho más inteligente y juiciosa dedicando algunos recursos, por ejemplo, a garantizar un suministro estable de alimentos a niños pobres en el mundo en desarrollo.

Tratar la malaria es algo que podemos hacer y barato y entregando agua dulce donde es realmente necesario. También podríamos trabajar en los detalles de una agricultura  verdaderamente sostenible, con los agricultores más expertos para mejorar la calidad de nuestro suelo y el aire, y proporcionar a todo el  mundo suficientes alimentos de calidad que definitivamente implicará una agricultura basada  en los animales.

Podríamos poner fin a la presunción de que el Estado debe extenderse por su hipotética superioridad moral, a la gobernanza de cómo calentamos nuestras casas y alimentar y aprovisionar a nuestras propias familias.

Finalmente podríamos delegar autoridad a los niveles más locales posibles, siguiendo el principio de subsidiariedad y producir una jerarquía de responsabilidad que se extienda necesariamente a todos. individualmente, a nivel familiar, comunitario y estatal, que sirve como baluarte necesario contra los ciegos, luciferianos, y orgullosos intelectos, basado de arriba hacia abajo, tiranías de emergencia y compulsión que de otro modo necesariamente reinará.

Podríamos resolver nuestras preocupaciones de sostenibilidad a través del consenso y en el espíritu de asociación y juego libre, en lugar de basarnos en edictos de arriba hacia abajo, justificados en principio, por nuestro terror existencial y que conllevan el riesgo moral de la acumulación de una autoridad centralizada injustificada y peligrosa.

Podríamos distribuir a todos sus responsabilidad requerida como actores soberanos y podríamos traerlos a bordo con el poder de una visión común de una vida más abundante, con suficiente comida de alta calidad para todos, con suficiente energía para  que la esclavitud se convierta en algo del pasado, con suficiente propósito  para que el nihilismo y la decadencia dejen de ser una señal.

Suficiente reciprocidad para  que vivamos en verdadera paz.

La provisión generosa de educación y oportunidades para todos en el mundo, la convicción, lo digo de nuevo, ‘que la política basada en la compulsión es errónea’ y contraproducente.

Podríamos tener nuestro pastel y comerlo también, así podrían hacerlo todos los demás. Y podríamos trabajar hacia eso en un espíritu mutuo de generosidad productiva y el juego limpio, en la competencia y cooperación.

O podríamos dejar que el mundo se vaya al infierno en un  cesto de basura, y culpar de esa desintegración a los mismos enemigos que especificamos como causales en primer lugar, esos malditos capitalistas, y fallamos en limpiar nuestras propias almas, mientras perseguimos a los malhechores imaginarios responsable de la destrucción de nuestro planeta.

Iidentificando el peligro real

Como dijo el psicólogo Carl Jung, en las secuelas de las atrocidades nazis y el uso de armas nucleares, cito: «cada vez es más obvio que no es hambre, no es microbios, no es cáncer sino el hombre mismo, que es el mayor Peligro de la Humanidad, por la sencilla razón de que no hay protección adecuada contra las epidemias psíquicas que son infinitamente más devastadores que la peor de las catástrofes naturales».

Ese gran hombre sabía que el hombre tecnológico tenía una dura elección frente a él,a llegar a ser tan ético como él se había convertido poderoso y que un verdadero infierno nos esperaba si rechazábamos el reto.

El ritmo de cambio se está acelerando, nuestra capacidad de hacer casi todo se duplica cada vez más rápido ya que nuestra capacidad de comunicación y de cálculo se acelera.

La consecuencia de nuestra desunión e insuficiencia interior, se hace más grave a medida que nos volvemos individualmente más poderosos, en otras palabras, debemos asumir más responsabilidad.

Si fallamos en rectificar nuestras patologías personales del orgullo, envidia, y la disposición a mentir, nos encontraremos sumidos en conflictos con el mundo, tanto natural como social, y en proporción precisa a nuestra negativa a controlar al demonio Interior.

Así que tenemos una dura elección frente a nosotros, podemos reorientarnos hacia la causa de la Verdad, o podemos protagonizar el conflicto imponiéndonos al servicio de los delirios instrumentales en el mundo provocando así un apocalipsis externo que resultará exactamente en el mismo juicio.

En conclusión, es hora de que todos nosotros, pero especialmente los moralistas santurrones, pongamos en orden nuestros actos individuales, para asumir una verdadera responsabilidad moral en lugar de difundir falsamente la virtud a lo largo y ancho y de forma tan barata y descuidada.


Fuente: https://www.youtube.com/c/JordanPetersonVideos

Negación de responsabilidad. Apuntesaldia.Wordpress.com es una plataforma de republicación de noticias y artículos. Todos los artículos, vídeos e imágenes publicados en este Blog han sido seleccionados con fines informativos y/o de entretenimiento. Todas las declaraciones, afirmaciones, puntos de vista y opiniones que aparecen en los artículos de este blog, se presentan siempre como información no-verificada y deben ser discernidas por el lector o remitidas a los web-link que podría acompañar el artículo en particular. En cada material se especifica el autor y un hipervínculo a la fuente primaria. Todas las marcas, artículos y ideas pertenecen a sus legítimos propietarios, todos los materiales físicos como intelectuales a sus autores. No respaldo necesariamente, ninguna de las opiniones expresadas en este y no apoyo, represento ni garantizo la integridad, veracidad, exactitud o fiabilidad del contenido publicado de los artículos aquí publicado.