Un proyecto de la alianza de vacunas GAVI y Mastercard financiado por Trust-Stamp y Gates.

by Raul Diego MintPress News Staff Writer

Una nueva plataforma de identidad biométrica asociada a la alianza de vacunas GAVI, financiada por Gates, y a Mastercard, se pondrá en marcha en África Occidental y combinará las vacunas COVID-19, los pagos sin efectivo y las posibles aplicaciones policiales.

La plataforma de identidad digital abiométrica que «evoluciona igual que tú» se introducirá en «comunidades remotas de bajos ingresos» en África Occidental gracias a una asociación público-privada entre la alianza de vacunas GAVI, respaldada por Bill Gates, Mastercard y la empresa de «autenticación de identidad» impulsada por la IA, Trust Stamp.

El programa, que se puso en marcha por primera vez a finales de 2018, verá la plataforma de identidad digital de Trust Stamp integrada en el «Wellness Pass» de GAVI-Mastercard, un sistema de identidad y registro de vacunación digital que también está vinculado al sistema «click-to-play» de Mastercard que funciona con su tecnología de IA y aprendizaje automático llamada NuData. Mastercard, además de profesar su compromiso con la promoción del «registro centralizado de la vacunación infantil», también se describe a sí misma como líder hacia un «Mundo más allá del dinero en efectivo», y su asociación con GAVI marca un enfoque novedoso hacia la vinculación de un sistema de identidad digital biométrica, registros de vacunación y un sistema de pago en una sola plataforma cohesiva. El esfuerzo, desde su lanzamiento hace casi dos años, se ha financiado a través de 3,8 millones de dólares en fondos de donantes de GAVI, además de una donación igualada por la Fundación Bill y Melinda Gates.

A principios de junio, GAVI informó de que el programa Wellness Pass de Mastercard se adaptaría en respuesta a la pandemia de coronavirus (COVID-19). Alrededor de un mes después, Mastercard anunció que la plataforma de identidad biométrica de Trust Stamp se integraría en Wellness Pass, ya que el sistema de Trust Stamp es capaz de proporcionar identidad biométrica en zonas del mundo que carecen de acceso a Internet o de conectividad celular, y además no requiere conocer el nombre legal o la identidad de una persona para funcionar. El programa de bienestar en el que participan GAVI, Mastercard y Trust Stamp se pondrá en marcha pronto en África Occidental y se combinará con un programa de vacunación contra la Covid-19 una vez que la vacuna esté disponible.

Los pasaportes de inmunidad COVI-PASS de seguimiento masivo se extenderán a 15 países
El COVI-PASS determinará si puedes ir a un restaurante, si necesitas una prueba médica o si te toca hablar con las autoridades en un mundo postCOVID. El consentimiento es voluntario, pero su aplicación será obligatoria., Bill Gates, COVI-PASS, COVID-19, pasaporte sanitario digital, Privacidad, Vigilancia, seguimiento,
El impulso para implementar la biometría como parte de los sistemas de registro de identificación nacional ha estado en marcha durante muchos años en el continente y se ha convertido en un tema muy politizado en varios países africanos. La oposición a proyectos similares en África suele girar en torno a los costes que los rodean, como el sistema biométrico de gestión de los votantes que la Comisión Electoral de Ghana ha intentado implantar de cara a sus elecciones generales de 2020 en diciembre. Bright Simons, vicepresidente honorario del grupo de reflexión política IMANI, ha cuestionado la «asignación presupuestaria» para el nuevo sistema, afirmando que el «registro innecesario de 17 millones de personas de nuevo» representa millones de dólares «que se están malgastando por razones que nadie puede explicar en este país».

ENMASCARAR SEGUNDAS INTENCIONES

El sistema de identidad biométrica de Trust Stamp, financiado en gran medida por la enorme inversión de Mastercard en la empresa en febrero, utiliza una tecnología que denomina Evergreen Hash y que crea una «máscara 3D» generada por la IA a partir de una única foto de la cara, la palma de la mano o la huella dactilar de una persona. Una vez creada esta «máscara», se descarta gran parte de los datos originales y se crean claves de cifrado en lugar del nombre de la persona u otros identificadores más tradicionales.

«Sólo un pequeño porcentaje de los datos que existían originalmente está en el hash«, ha declarado el director general de Trust Stamp, Gareth Genner. «Lo que tienes es algo más seguro para almacenar porque no se puede utilizar para identificarte directamente. Nadie te reconocería en este enorme revoltijo de números«. El resultado, según Genner, es un sistema de «información irreversible no identificable personalmente» que «protege la privacidad, reduce las posibilidades de uso indebido y permite la inclusión efectiva cuando no existe otra forma de registro legal

Genner también explicó en un reciente comunicado de prensa que el «hash» único es capaz de «evolucionar», ya que se crea un nuevo hash con información sanitaria actualizada cada vez que un niño o individuo se vacuna. Los algoritmos de inteligencia artificial de Trust Stamp pueden determinar con precisión si diferentes hash pertenecen al mismo individuo, lo que significa que «el hash evoluciona con el tiempo al igual que tú evolucionas», dijo Genner.

No está claro hasta qué punto la iniciativa Wellness Pass está motivada por cuestiones de salud pública y no por consideraciones de libre mercado. De hecho, la alianza GAVI, financiada en gran parte por las fundaciones Bill y Melinda Gates y Rockefeller, así como por gobiernos aliados y la industria de las vacunas, se ocupa principalmente de mejorar «la salud de los mercados de vacunas y otros productos de inmunización», más que la salud de las personas, según su propio sitio web. Del mismo modo, la asociación de Mastercard con GAVI está directamente vinculada a su iniciativa «World Beyond Cash», con la que se pretende mejorar la salud de las personas.

TIRANÍA DE DOBLE USO
Trust Stamp también comparte esta visión centrada en el mercado para su sistema de identidad digital, ya que la empresa ha declarado que está buscando nuevas opciones de comercialización para su tecnología Evergreen Hash, concretamente con los sistemas penitenciarios. Las conversaciones con los sistemas penitenciarios públicos y privados han revelado un interés en la utilización de la tecnología de Trust Stamp para proporcionar identificación a los individuos en libertad condicional «sin hacerles pagar por las costosas pulseras de tobillo que controlan todos sus movimientos», ya que la plataforma de Trust Stamp proporcionaría ostensiblemente esa misma función pero de una manera «sin contacto» y menos costosa.

El interés de Trust Stamp en proporcionar su tecnología tanto a la respuesta de COVID-19 como a las fuerzas del orden forma parte de una tendencia creciente en la que numerosas empresas que proporcionan soluciones digitales a COVID-19 también ofrecen las mismas soluciones a los sistemas penitenciarios y a las fuerzas del orden con fines de vigilancia y «policía predictiva».

Cómo la ciencia politizada está regresando en la era del COVID-19
El racismo bajo el disfraz de la ciencia está volviendo a aparecer con las afirmaciones de que los afroamericanos tienen una predisposición genética al COVID-19.

Por ejemplo, el software de rastreo de contactos introducido originalmente como parte de la respuesta a la COVID-19 ha sido utilizado desde entonces por los departamentos de policía de todo Estados Unidos para rastrear a los manifestantes durante los recientes estallidos de protestas y disturbios civiles en el país. Del mismo modo, una controvertida empresa tecnológica israelí que se está utilizando actualmente en Rhode Island ofrece análisis predictivos basados en la IA para identificar posibles focos de COVID-19 y personas susceptibles de contraer COVID-19 en el futuro, al tiempo que ofrece a los gobiernos la capacidad de predecir las futuras ubicaciones de los disturbios y los participantes en los mismos.

Lo más alarmante de esta nueva iniciativa del «pase de bienestar» es que vincula estas soluciones digitales de «doble uso» con soluciones de pago sin dinero en efectivo que pronto podrían llegar a ser obligatorias, ya que todo lo que no sea un método de pago sin contacto y sin dinero en efectivo ha sido tratado como posibles modos de contagio por grupos alineados con GAVI, como la Organización Mundial de la Salud, entre otros, desde que se declaró la pandemia a principios de este año.

Foto de portada | Un niño vende pescado en su puesto callejero frente a un mural informativo que advierte a la gente sobre los peligros del nuevo coronavirus y cómo prevenir la transmisión, con palabras en swahili que dicen «We are the Cure» (Nosotros somos la cura) pintadas por jóvenes artistas de la Fundación Uweza, en Nairobi, Kenia, el 8 de julio de 2020. Brian Inganga | AP

Raúl Diego es redactor de MintPress News, fotoperiodista independiente, investigador, escritor y documentalista.

Fuente: https://www.mintpressnews.com/