«Un traidor menos»: Zelensky supervisa la campaña de asesinato, secuestro y tortura de la oposición política


MAX BLUMENTHAL Y ESHA KRISHNASWAMY

Mientras afirma defender la democracia, el ucraniano Volodymyr Zelensky ha prohibido a su oposición, ordenado el arresto de sus rivales y presidido la desaparición y asesinato de disidentes en todo el país.

El presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, ha enmarcado la guerra de su país contra Rusia como una batalla por la democracia misma. En un discurso cuidadosamente coreografiado ante el Congreso de los Estados Unidos el 16 de marzo, Zelensky declaró, «En este momento, el destino de nuestro país se está decidiendo. El destino de nuestro pueblo, si los ucranianos serán libres, si podrán preservar su democracia».

Los medios corporativos estadounidenses han respondido colmando a Zelensky con prensa aduladora, impulsando una campaña para su nominación al Premio Nobel de la Paz e inspirando un extravagante tributo musical a sí mismo y al ejército ucraniano durante la ceremonia de entrega de los premios Grammy 2022 el 3 de abril.

Sin embargo, los medios occidentales han mirado hacia otro lado, ya que Zelensky y altos funcionarios de su administración han sancionado una campaña de secuestro, tortura y asesinato de legisladores ucranianos locales acusados de colaborar con Rusia. Varios alcaldes y otros funcionarios ucranianos han sido asesinados desde el estallido de la guerra, muchos de ellos presuntamente por agentes estatales ucranianos después de participar en conversaciones de desescalada con Rusia.

«Hay un traidor menos en Ucrania«, declaró el asesor del Ministerio del Interior, Anton Geraschenko, en apoyo del asesinato de un alcalde ucraniano acusado de colaborar con Rusia.

Zelensky ha explotado aún más la atmósfera de guerra para prohibir una serie de partidos de oposición y ordenar el arresto de sus principales rivales. Sus decretos autoritarios han desencadenado la desaparición, tortura e incluso asesinato de una serie de activistas de derechos humanos, organizadores comunistas e izquierdistas, periodistas y funcionarios del gobierno acusados de simpatías «prorrusas».

Los servicios de seguridad del SBU ucraniano han servido como el brazo ejecutor de la campaña de represión oficialmente autorizada. Con el entrenamiento de la CIA y una estrecha coordinación con los paramilitares neonazis respaldados por el estado de Ucrania, el SBU ha pasado las últimas semanas llenando su vasto archipiélago de mazmorras de tortura con disidentes políticos.

Mientras tanto, en el campo de batalla, el ejército ucraniano se ha involucrado en una serie de atrocidades contra las tropas rusas capturadas y exhibió con orgullo sus actos sádicos en las redes sociales. También en este caso, los autores de abusos contra los derechos humanos parecen haber recibido la aprobación de las altas esferas de los dirigentes ucranianos.

Mientras Zelensky lanza bromas sobre la defensa de la democracia ante audiencias occidentales adoradoras, está utilizando la guerra como un teatro para promulgar una purga empapada de sangre de rivales políticos, disidentes y críticos.

«La guerra se está utilizando para secuestrar, encarcelar e incluso matar a miembros de la oposición que se expresan críticos con el gobierno», un activista de izquierda golpeado y perseguido por los servicios de seguridad de Ucrania. Comentó este mes de abril. «Todos debemos temer por nuestra libertad y nuestras vidas«.

Tortura y desapariciones forzadas «prácticas comunes» del SBU de Ucrania

Cuando un gobierno respaldado por Estados Unidos tomó el poder en Kiev después de la operación de cambio de régimen euromaidán de 2013-14, el gobierno de Ucrania se embarcó en una purga nacional de elementos políticos considerados prorrusos o insuficientemente nacionalistas. El paso de «descomunización» Las leyes del parlamento ucraniano aliviaron aún más la persecución de elementos izquierdistas y el enjuiciamiento de activistas por discurso político.

The post-Maidan regime has focused its wrath on Ukrainians who have advocated a peace settlement with pro-Russian separatists in the country’s east, those who have documented human rights abuses by the Ukrainian military, and members of communist organizations. Dissident elements have faced the constant threat of ultra-nationalist violence, imprisonment, and even murder.

The Ukrainian security service known as the SBU has served as the main enforcer of the post-Maidan government’s campaign of domestic political repression. Pro-Western monitors including the United Nations Office of the High Commission (UN OHCR) and Human Rights Watch have accused the SBU of systematically torturing political opponents and Ukrainian dissidents with near-total impunity.

The UN OHCR found in 2016 that “arbitrary detention, enforced disappearances, torture and ill-treatment of such conflict-related detainees were common practice of SBU… A former Kharkiv SBU officer explained, ‘For the SBU, the law virtually does not exist as everything that is illegal can be either classified or explained by referring to state necessity.”

Yevhen Karas, the founder of the infamous neo-Nazi C14 unit, has detailed the close relationship his gang and other extreme right factions have enjoyed with the SBU. The SBU “informs not only us, but also Azov, the Right Sector, and so on,” Karas boasted in a 2017 interview.

Kiev officially endorses assassinating Ukrainian mayors for negotiating with Russia

Since Russia launched its military operation inside Ukraine, the SBU has hunted down local officials that decided to accept humanitarian supplies from Russia or negotiated with Russian forces to arrange corridors for civilian evacuations.

On March 1, for example, Volodymyr Strok, the mayor of the eastern city of Kreminna in the Ukrainian-controlled side of Lugansk, was kidnapped by men in military uniform, according to his wife, and shot in the heart.

On March 3, pictures of Strok’s visibly tortured body appeared. A day before his murder, Struk had reportedly urged his Ukrainian colleagues to negotiate with pro-Russian officials.

Anton Gerashchenko, an advisor to the Ukrainian Ministry of Internal Affairs, celebrated the mayor’s murder, declaring on his Telegram page (see below): “There is one less traitor in Ukraine. The mayor of Kreminna in Luhansk region, former deputy of Luhansk parliament was found killed.”

According to Geraschenko, Strok had been judged by the “court of the people’s tribunal.”

Telegram post by Anton Gerashchenko, advisor to the Ukrainian Ministry of Internal Affairs, celebrating the assassination of “traitor” and Kreminna Mayor Volodymyr Struk

The Ukrainian official therefore delivered a chilling message to anyone choosing to seek cooperation with Russia: do so and lose your life.

On March 7, the mayor of Gostomel, Yuri Prylipko, was found murdered. Prylipko had reportedly entered into negotiations with the Russian military to organize a humanitarian corridor for the evacuation of his city’s residents – a red line for Ukrainian ultra-nationalists who had long been in conflict with the mayor’s office.

Next, on March 24, Gennady Matsegora, the mayor of Kupyansk in northeastern Ukraine, released a video (below) appealing to President Volodymyr Zelensky and his administration for the release of his daughter, who had been held hostage by agents of the Ukrainian SBU intelligence agency.

Then there was the murder of Denis Kireev, a top member of the Ukrainian negotiating team, who was killed in broad daylight in Kiev after the first round of talks with Russia. Kireev was subsequently accused in local Ukrainian media of “treason.”

President Volodymyr Zelensky’s statement that “there would be consequences for collaborators” indicates that these atrocities have been sanctioned by the highest levels of government.

As of today, eleven mayors from various towns in Ukraine are missing. Western media outlets have been following the Kiev line without exception, claiming that all mayors been arrested by the Russian military. The Russian Ministry of Defense has denied the charge, however, and little evidence exists to corroborate Kiev’s line about the missing mayors.

Zelensky outlaws political opposition, authorizes arrest of rivals and war propaganda blitz

When war erupted with Russia this February, Ukrainian President Volodymyr Zelensky issued a series of decrees formalizing Kiev’s campaign against political opposition and dissident speech.

In a March 19 executive order, Zelensky invoked martial law to ban 11 opposition parties. The outlawed parties consisted of the entire left-wing, socialist or anti-NATO spectrum in Ukraine. They included the For Life Party, the Left Opposition, the Progressive Socialist Party of Ukraine, the Socialist Party of Ukraine, Union of Left Forces, Socialists, the Party of Shariy, Ours, State, Opposition Bloc and the Volodymyr Saldo Bloc.

Openly fascist and pro-Nazi parties like the Azov National Corps were left untouched by the presidential decree, however.

«Las actividades de esos políticos dirigidas a la división o la colusión no tendrán éxito, pero recibirán una dura respuesta», dijo el presidente Zelensky. Declaró.

Mientras eliminaba a su oposición, Zelensky ordenado una iniciativa de propaganda nacional sin precedentes para nacionalizar todas las transmisiones de noticias de televisión y combinar todos los canales en un solo canal de 24 horas llamado «United News» para «decir la verdad sobre la guerra».

Luego, el 12 de abril, Zelensky anunció el arresto de su principal rival político, Viktor Medvedchuk, por parte de los servicios de seguridad SBU de Ucrania.

La cara de Medvedchuk está claramente magullada, aparentemente como resultado de las palizas de los matones SBU de Zelensky. No esperes que ninguna pregunta sobre esta imagen aparezca en las páginas del NYT o en el circo mediático de 24 horas de CNN. No puedo permitir que nada socave la narrativa a favor de la guerra. pic.twitter.com/A0qhhmeaj8

– Dan Cohen (@dancohen3000) April 12, 2022

El fundador del segundo partido más grande de Ucrania, los ahora ilegales Patriotas por la Vida, Medvedchuk es el representante de facto de la población étnica rusa del país. Aunque Patriotas por la Vida es considerado como «pro-Rusia», en parte debido a sus estrechas relaciones con Vladimir Putin, el nuevo presidente del partido ha condenado La «agresión» de Rusia contra Ucrania.

Miembros del Cuerpo Nacional del Batallón Azov neonazi patrocinado por el estado atacó la casa de Medvedchuk en marzo de 2019, acusándolo de traición y exigiendo su arresto.

En agosto de 2020, el Cuerpo Nacional de Azov abrió fuego en un autobús que transportaba a representantes del partido de Medvedchuk, hiriendo a varios con balas de acero recubiertas de goma.

La administración de Zelensky intensificó el asalto a su principal oponente en febrero de 2021 cuando Cerradas varios medios de comunicación controlados por Medvedchuk. El Departamento de Estado de los Estados Unidos respaldó abiertamente la medida del presidente, Declarar que Estados Unidos «apoya los esfuerzos ucranianos para contrarrestar la influencia maligna de Rusia…»

Tres meses después, Kiev encarceló a Medvedchuk y lo acusó de traición. Zelensky justificó encerrar a su principal rival con el argumento de que necesitaba «luchar contra el peligro de la agresión rusa en el ámbito de la información».

Medvedchuk escapó del arresto domiciliario al comienzo de la guerra entre Rusia y Ucrania, pero es un cautivo una vez más, y puede ser utilizado como garantía para un intercambio de prisioneros de posguerra con Rusia.

Bajo la supervisión de Zelensky, «la guerra está siendo utilizada para secuestrar, encarcelar e incluso matar a miembros de la oposición»

Desde que las tropas rusas entraron en Ucrania el 24 de febrero, el servicio de seguridad SBU de Ucrania había estado en un alboroto contra todas y cada una de las iteraciones de oposición política interna. Los activistas ucranianos de izquierda se han enfrentado a tratos particularmente duros, incluidos el secuestro y la tortura.

Este 3 de marzo en la ciudad de Dnipro, oficiales del SBU acompañados por ultranacionalistas de Azov allanaron la casa de activistas de la organización Livizja (Izquierda), que se ha organizado contra los recortes del gasto social y la propaganda mediática de derecha. Mientras que una activista dijo que el miembro de Azov «me cortó el cabello con un cuchillo», los agentes de seguridad del estado procedieron a torturar a su esposo, Alexander Matjuschenko, presionando un cañón de pistola en su cabeza y obligándolo a cantar repetidamente el saludo nacionalista, «¡Slava Ukraini!»

«Luego nos pusieron bolsas sobre la cabeza, nos ataron las manos con cinta adhesiva y nos llevaron al edificio del SBU en un automóvil. Allí continuaron interrogándonos y amenazaron con cortarnos las orejas», dijo la esposa de Matjuschenko. dijo a la publicación alemana de izquierda Junge Welt.

Los miembros de Azov y los agentes de la SBU grabaron la sesión de tortura y publicaron imágenes de la cara ensangrentada de Matjuschenko en línea.

La tortura del activista de izquierda Alexander Matjuschenko el 3 de marzo en Dnipro, grabada por miembros de Azov y publicada en Telegram por la ciudad de Dnipro

Matjuschenko fue encarcelado con el argumento de que estaba «llevando a cabo una guerra de agresión u operación militar», y ahora enfrenta de 10 a 15 años de prisión. A pesar de soportar varias costillas rotas por la paliza de los ultranacionalistas respaldados por el Estado, se le ha negado la libertad bajo fianza. Mientras tanto, docenas de otros 

izquierdistas han sido encarcelados por cargos similares en Dnipro.Entre los atacados por el SBU estaban Mikhail y Aleksander Kononovich, miembros de la proscrita Unión de La Juventud Comunista Leninista de Ucrania. Ambos fueron 

arrested and jailed on March 6 and accused of “spreading pro-Russian and pro-Belarusian views.”In the following days, the SBU arrested broadcast journalist Yan Taksyur and charged him with treason; human rights activist Elena Berezhnaya; Elena Viacheslavova, a human rights advocate whose father, Mikhail, was burned to death during the 

May 2, 2014 ultra-nationalist mob attack on anti-Maidan protesters outside the Odessa House of Trade Unions; independent journalist Yuri Tkachev, who was charged with treason, and an untold number of others; disabled rights activist Oleg Novikov, who was 

jailed for three years this April on the grounds that he supported “separatism.”

The list of those imprisoned by Ukraine’s security services since the outbreak of war grows by the day, and is too extensive to reproduce here.

Oleg Novikov, activista de la oposición de mi ciudad, Járkov, perseguido en el pasado por el régimen de Zelensky, fue secuestrado el 5/04/22 a las 6 de la mañana por el Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU) y llevado a un lugar desconocido. Oleg es discapacitado y tiene 3 hijos pequeños. (La foto es de un arresto anterior) pic.twitter.com/KSeHYC7DWJ

– Gonzalo Lira (@realGonzaloLira) April 9, 2022

Quizás el incidente más espantoso de represión tuvo lugar cuando los neonazis respaldados por el gobierno ucraniano secuestraron a Maxim Ryndovskiy, un luchador profesional de MMA, y lo torturó brutalmente por el delito de entrenar con combatientes rusos en un gimnasio de Chechenia. Ryndovskiy también era judío, con una estrella de David tatuada en la pierna, y se había pronunciado en las redes sociales contra la guerra en el este de Ucrania.

En Kiev, extremistas locales [no sé llamarlos jodidamente] atraparon y torturaron brutalmente a un famoso atleta ucraniano, luchador de MMA, Maxim Ryndovsky. Toda su culpa es que entrenó con el club checheno «Akhmat». pic.twitter.com/og1Psly7SE

– María Dubovikova (@politblogme) marzo 5, 2022

El SBU de Ucrania incluso ha cazado a figuras de la oposición fuera de las fronteras del país. Como el periodista Dan Cohen Informó, Anatoly Shariy, del recientemente prohibido Partido de la Shariy, dijo que fue el objetivo de un reciente intento de asesinato del SBU. Shariy ha sido un abierto opositor del régimen de Maidan respaldado por Estados Unidos, y se ha visto obligado a huir al exilio después de soportar años de acoso de los nacionalistas.

Este marzo, el político libertario y experto en línea recibió un correo electrónico de un amigo, «Igor», que buscaba organizar una reunión. Posteriormente se enteró de que Igor estaba retenido por el SBU en ese momento y que se usaba para cebar a Shariy para que revelara su ubicación.

Por su parte, Shariy ha sido incluida en la famosa lista negra pública de Myrotvorets de «enemigos del Estado» fundada por Anton Geraschenko, el asesor del Ministerio del Interior que respaldó el asesinato de legisladores ucranianos acusados de simpatías rusas. Varios periodistas y disidentes ucranianos, incluido el destacado columnista Oles BuzinaFueron asesinados por escuadrones de la muerte respaldados por el Estado después de que sus nombres aparecieran en la lista.

Los ciudadanos ucranianos comunes también han sido sometidos a tortura desde el comienzo de la guerra en febrero. Aparentemente han aparecido innumerables videos en las redes sociales que muestran a civiles atados a postes de luz, a menudo con sus genitales expuestos o sus caras pintadas de verde. Llevados a cabo por voluntarios de Defensa Territorial encargados de hacer cumplir la ley y el orden durante la guerra, estos actos de humillación y tortura se han dirigido a todos, desde simpatizantes rusos acusados hasta romaníes y personas. presuntos ladrones.

Los romaníes («gitanos») abandonaron Kiev como refugiados y se dirigieron a la ciudad fronteriza de Lviv, donde se enfrentan a la discriminación de los ucranianos. Como aquí, atado a postes. Un popular canal ucraniano de Telegram celebra esta acción y se burla de las víctimas.#Kyiv #Ukraine #Russia #Nazi pic.twitter.com/3cWZ9a78uA

— Política Global (@Geopol2030) marzo 21, 2022

Estos son los derechos humanos que Zelensky trajo a los civiles ucranianos#Mariupol #StandWithUkraine #RussiaUkraineWar pic.twitter.com/EWFC048M2q

— Voz de la Justicia de la ONU (@TheUN_voice) April 3, 2022

El SBU de Ucrania estudia la tortura y el asesinato de la CIA

Vassily Prozorov, un ex oficial de la SBU que desertó a Rusia después del golpe de Euromaidán, detalló la dependencia sistémica de los servicios de seguridad posteriores a Maidan de la tortura para aplastar a la oposición política e intimidar a los ciudadanos acusados de simpatías rusas.

Según Prozorov, el ex oficial de SBU, los servicios de seguridad ucranianos han sido asesorados directamente por la CIA desde 2014. «Los empleados de la CIA han estado presentes en Kiev desde 2014. Están residiendo en apartamentos clandestinos y casas suburbanas», dijo. «Sin embargo, con frecuencia acuden a la oficina central del SBU para celebrar, por ejemplo, reuniones específicas o planear operaciones secretas».

A continuación, la rusa RIA Novosti perfiló a Prozorov y cubrió sus revelaciones en un especial de 2019.

Periodista Dan Cohen Entrevistado un empresario ucraniano llamado Igor que fue arrestado por el SBU por sus vínculos financieros con empresas rusas y detenido en marzo en la notoria sede del servicio de seguridad en el centro de Kiev. Igor dijo que escuchó a prisioneros de guerra rusos ser golpeados con tubos por voluntarios de Defensa Territorial que eran entrenados por oficiales de SBU. Golpeados al son del himno nacional ucraniano, los prisioneros rusos fueron brutalizados hasta que confesaron su odio por Putin.

Luego llegó el turno de Igor. «Usaron un encendedor para calentar una aguja, luego la pusieron debajo de mis uñas», le dijo a Cohen. «Lo peor fue cuando me pusieron una bolsa de plástico sobre la cabeza y me asfixiaron y cuando me sostuvieron el hocico de un rifle Kalashnikov en la cabeza y me obligaron a responder a sus preguntas».

Valentyn Nalyvaichenko, el primer jefe del SBU después de la operación de cambio de régimen de Euromaidan de 2013-14, alimentó estrechos vínculos con Washington cuando se desempeñó como cónsul general de la embajada de Ucrania en los Estados Unidos durante la administración de George W. Bush. Durante ese tiempo, Nalyvaichenko fue reclutado por la CIA, según su predecesor en el SBU, Alexander Yakimenko, quien sirvió bajo el gobierno de orientación rusa del depuesto presidente Viktor Yanukovych.

En 2021, Zelensky nombró a una de las figuras de inteligencia más notorias de Ucrania, Oleksander Poklad, para dirigir la división de contrainteligencia de SBU. Poklad es apodado «El Estrangulador», una referencia a su reputación por usar tortura y una variedad de trucos sucios para preparar a los rivales políticos de sus jefes por cargos de traición.

Este abril, una vívida ilustración de la brutalidad de la SBU surgió en forma de video (abajo) que muestra a sus agentes golpeando a un grupo de hombres acusados de simpatías rusas en la ciudad de Dnipro.

La SBU ucraniana está arrestando a civiles en Dnipropetrovsk.

pic.twitter.com/bbHFeADnqg

– Vera Van Horne (@VeraVanHorne) April 5, 2022

«Nunca tomaremos prisioneros a los soldados rusos»: el ejército de Ucrania hace alarde de sus crímenes de guerra

Mientras que los medios de comunicación occidentales se han centrado directamente en los presuntos abusos de los derechos humanos rusos desde el estallido de la guerra, los soldados ucranianos y las cuentas de redes sociales pro-ucranianas han exhibido con orgullo crímenes de guerra sádicos, desde ejecuciones de campo hasta la tortura de soldados cautivos.

En marzo, un canal de Telegram pro-ucraniano llamado White Lives Matter publicó un video de un soldado ucraniano llamando a la prometida de un prisionero de guerra ruso, que se ve a continuación, y burlándose de ella con promesas de castrar al cautivo.

El uso de los teléfonos celulares de los soldados rusos muertos por parte de los soldados ucranianos para burlarse y molestar a sus familiares parece ser una práctica común. De hecho, el gobierno ucraniano ha comenzado utilizando tecnología de reconocimiento facial notoriamente invasiva De Clearview AI, una empresa tecnológica estadounidense, para identificar víctimas rusas y burlarse de sus familiares en las redes sociales.

#ukraine soldados llamando a la familia de los fallecidos para burlarse y insultarlos. Conociendo los teléfonos modernos: el soldado en cuestión debe haber estado vivo antes de que desbloquearan su dispositivo. Ese es otro prisionero de guerra #warCrime a su repertorio. pic.twitter.com/D55T6Hu0se

– Lukasz Raczylo 🐭 🅨 (@raczylo) March 27, 2022

Este abril, un canal de Telegram pro-ucraniano llamado fckrussia2022 publicó un video que mostraba a un soldado ruso con uno de sus ojos vendado, sugiriendo que había sido arrancado durante la tortura, y se burló de él como un cerdo «tuerto».

Quizás la imagen más espantosa que ha aparecido en las redes sociales en las últimas semanas es la foto de un soldado ruso torturado al que le arrancaron uno de sus ojos antes de ser asesinado. La publicación adjunta estaba subtitulada, «buscando nazis».

Fotos distribuidas por canales de Telegram pro-Ucrania que muestran soldados rusos capturados, torturados y ejecutados

El video también ha surgido este abril que muestra a los soldados ucranianos disparando a prisioneros de guerra rusos indefensos en las piernas fuera de la ciudad de Járkov. Un video separado publicado por soldados de la Legión Georgiana respaldados por Ucrania y Estados Unidos mostró a los combatientes llevar a cabo ejecuciones de campo de cautivos rusos heridos cerca de un pueblo a las afueras de Kiev.

Combatientes de la Legión ucraniana y georgiana celebran después de ejecutar a soldados rusos cautivos en video

Es probable que estos soldados hubieran sido envalentonados por las bendiciones de sus superiores. Mamula Mamulashvili, el comandante de la Legión Georgiana, que participó en las ejecuciones de campo de prisioneros de guerra rusos heridos, boasted this April that his unit freely engages in war crimes: “Yes, we tie their hands and feet sometimes. I speak for the Georgian Legion, we will never take Russian soldiers prisoner. Not a single one of them will be taken prisoner.”

Similarly, Gennadiy Druzenko, the head of the Ukrainian military medical service, stated in an interview with Ukraine 24 that he “issued an order to castrate all Russian men because they were subhuman and worse than cockroaches.”

Ukrainian officials present woman tortured and killed by Azov as victim of Russia

While Western media homes in on Russian human rights violations at home and inside Ukraine, the Ukrainian government has authorized a propaganda campaign known as “Total War” that includes the planting of bogus images and false stories to further implicate Russia.

In one especially cynical example of the strategy, Ukraine 24 – a TV channel where guests have called for the genocidal extermination of Russian children – published a photo this April depicting a female corpse branded with a bloody swastika on her stomach. Ukraine 24 claimed that it found this woman in Gostumel, one of the regions in the Kiev Oblast that the Russians vacated on March 29.

Lesia Vasylenko, a Ukrainian member of parliament, and Oleksiy Arestovych, the top advisor to President Zelensky, published the photo of the defiled female corpse on social media. While Vasylenko left the photo online, Arestovych deleted it eight hours after posting when confronted with the fact that he had published a fake.

In fact, the image was pulled from footage originally recorded by Patrick Lancaster, a Donetsk-based US journalist who had filmed the corpse of a woman tortured and murdered by members of the Ukrainian Azov Battalion in a Mariupol school basement they had converted into a base.

At 2:31 in Lancaster’s video, the woman’s corpse can be seen clearly.

Ukrainian political operative @lesiavasylenko is spreading an especially cynical fake:

The original image was captured by @PLnewstoday and showed the corpse of a woman tortured and murdered in a Mariupol school basement by Ukrainian Nazis – the allies of Vasylenko. pic.twitter.com/gRnURAAaQ9

— Max Blumenthal (@MaxBlumenthal) April 4, 2022

A medida que las armas llegan a Ucrania desde los estados de la OTAN y la guerra se intensifica, es casi seguro que las atrocidades se acumularán, y con la bendición del liderazgo en Kiev. Como Zelensky proclamó durante una visita a la ciudad de Bucha este abril, «si no encontramos una salida civilizada, ya conoces a nuestra gente, encontrarán una salida incivilizada».

DUente: https://thegrayzone.com/2022/04/17/traitor-zelensky-assassination-kidnapping-arrest-political-opposition/