¿UN LABORATORIO SECRETO DE ARMAS BIOLÓGICAS DE LA OTAN EN EL METRO DE MARIUPOL?


Escrito por Piero Messina

En el subsuelo del Azovstal de Mariupol habría una instalación secreta de la OTAN, gestionada junto a Metabiota. Un laboratorio de armas químicas y biológicas cuya existencia debe ocultarse al mundo. Esto es lo que buscan las fuerzas especiales rusas en los calabozos de Mariupol. En los combates de las últimas horas, algunos centros de mando ucranianos, grupos y cuarteles de mercenarios han sido golpeados, destruyendo también muchos de los equipos militares que acaban de llegar de Occidente. El puerto de Mariupol está bajo el control del ejército ruso, pero los combates continúan. En Mariupol se encuentra la zona industrial Azovstal, una empresa propiedad del oligarca Rinat Akhmetov.

Invisibles a los ojos, las redes subterráneas de la Azovstal serían un entramado de 24 km de túneles que alcanzan una profundidad de 30 metros. ¿Para qué podrían haber servido? Según la reconstrucción del periodista de investigación Pepe Escobar, esos túneles subterráneos albergarían una instalación secreta de la OTAN llamada PIT-404. y un biolaboratorio que estaría a cargo de Metabiota, una empresa asociada a Hunter Biden, Rinat Akhmetov y el gobierno de Kiev.

En el subsuelo de las dos fábricas de acero de Azovstal siguen escondidos unos tres mil soldados y combatientes. En la reconstrucción proporcionada por Escobar, se cuenta la presencia de varios asesores militares de países de la Alianza Atlántica. La instalación secreta de la OTAN estaría bajo el mando del teniente general estadounidense Roger L. Cloutier, que fue detenido por las milicias de la DNR durante un intento de huida en helicóptero.

El laboratorio Pit-404, siempre según las reconstrucciones de Escobar, sería una estructura dedicada al estudio de las armas químicas y biológicas. En los túneles estarían atrapados más de trescientos asesores militares, oficiales de Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Polonia, Turquía, Suecia y Grecia.

Estaría relacionado con el asedio a los túneles subterráneos de Azovstal, la destitución de Eric Vido, jefe de la inteligencia militar francesa. El general Vido fue destituido tras sólo siete meses en el cargo por el presidente Macron «por deficiencias en el trabajo de inteligencia durante la crisis ucraniana». En los últimos días, un vídeo publicado en las redes sociales, se encontró una boina verde de la Legión francesa. La dramática situación de los calabozos de Mariupol es suficiente para explicar los esfuerzos diplomáticos de Francia y Alemania para crear corredores humanitarios útiles para exfiltrar a aquellos oficiales extranjeros que no deberían estar allí. Mariupol se ha convertido en el epicentro del enfrentamiento y se defiende con tanta fiereza porque ha sido el centro de la agresión en el Donbass durante años y una de las piedras angulares de la OTAN en Ucrania. Bajo la presión del ejército ruso, atrincherado en los túneles, por lo tanto, no sólo estarían las tropas ucranianas, sino también los oficiales y consultores de la OTAN.

Con la conquista definitiva del puerto de Mariupol, los rusos tienen el control total de la costa del mar de Azov y les permite sellar el puente terrestre que conecta la parte continental de la Federación Rusa con Crimea. También es un elemento clave para asegurar el suministro de agua de Crimea, que había sido cortado por Ucrania.

Fuente: A Secret NATO Bioweapon Laboratory In The Underground Of Mariupol?South Front